+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

“kintsugi”, arte japonés

Cuando hablamos de que la vida a veces deja “cicatrices”, todos nosotros sabemos a qué se refiere dicha metáfora. El mundo se encarga de “Llenarnos de fisuras”. Basta con escuchar algunos relatos de personas cercanas, ver nuestras propias vidas o un noticiero de semana para detectar cicatrices. El rencor, el odio, la violencia, los vicios, la perversión y las imprudencias dejan heridas. Algunas reales en el cuerpo, otras (todas) reales en el alma. Donde muchos ven rotura, otros ven posibilidad y ocasión para enfrentar el mundo. Para ilustrar esto, te invito a conocer el arte japonés: Kintsugi. Es una práctica para reparar fracturas de la cerámica con barniz o resina, espolvoreando con oro la unión de las partes rotas. Ellos plantean que las...

Cuando hablamos de que la vida...

Leer Más

Muerte lenta

El gran error de Eva al ser tentada por Satanás en aquel paraíso perdido del Edén, fue confundir la verdad declarada por Dios tocante al peligro de desobedecer la prohibición de comer del árbol del conocimiento del bien, “porque el día que de él comiereis”, dijo Dios, “ciertamente morirás”. El hecho es que comió ¡y no murió!!! Bueno, eso es lo que ella pensó. ¡Pero estaba rotundamente equivocada! Imaginemos la escena. “Mira Eva, yo un día comí de este árbol ¡y no morí! Aquí estoy, vivita y coleando como la serpiente más sana del jardín… ¡Haz tú también la prueba!”...

El gran error de Eva al ser te...

Leer Más

¿Oportunidad o desperdicio?

Alguien escribió: “Las oportunidades son como los amaneceres, si esperas demasiado, te las pierdes”. A veces, las oportunidades están ahí frente a nosotros invitándonos a arriesgar, a decir, a dar, a jugarnos o a empezar algo otra vez. Sin embargo, aparecen nuestros prejuicios, dudas, postergaciones y distracciones saboteando todo desafío. Perdemos “amaneceres” simplemente por quedarnos esperando demasiado. Y el amanecer es un instante, ese preciso instante que pasa rápidamente y luego no será más. Quizá, así pensó la mujer que irrumpió un banquete al que Jesús había sido invitado en casa de Simón, el que había estado leproso. El relato dice que llegó una mujer con un frasco de alabastro lleno de un perfume muy costoso. Rompió el frasco y derramó el perfume sobre...

Alguien escribió: “Las opor...

Leer Más

Vacío total

Al referirse al trascendental hecho de la encarnación del hijo de Dios, Jesucristo, la Biblia deja bien en claro la medida de la entrega, el costo que significó para Él cumplir semejante tarea. Pasajes como el clásico, de la carta del apóstol San Pablo a los cristianos en Filipos capítulo dos, por ejemplo, manifiestan ese descenso que tuvo lugar exactamente hace 2000 años atrás, y que comenzó en la misma gloria, donde la forma de existencia del Señor era co-igual con el mismísimo Dios Padre, y culminó en “las partes más bajas de la tierra”. En este descenso detallado peldaño por peldaño, el apóstol declara que Jesús se despojó a sí mismo. El concepto de renuncia, despojarse, vaciarse y darlo todo, fue...

Al referirse al trascendental ...

Leer Más

Mirando al Cielo

Detiene un instante tu rutina y pregúntate en qué cosas pensaste desde que te levantaste. Déjame adivinar: Las cuentas que están con fecha de vencimiento, los turnos médicos tuyos o de tu familia, las cosas que hay que reparar en la casa y los compromisos que asumiste para esta semana. ¿Me equivoco? Seguramente habrá otra lista diferente, pero más o menos con algunas semejanzas. Pensar en el cielo no suele ser muy habitual en medio de tantas cosas que creemos importantes. Pero la Biblia nos dice: Pongan la mira en las cosas del cielo, no en las de la tierra. Enfoca tus pensamientos en otra dirección y tu interés en lo celestial como la opción número 1 de tu lista, y quizá como...

Detiene un instante tu rutina ...

Leer Más

Recibido y perdonado

¿Has perdido cosas importantes en tu vida? Creo que de una manera o de otra, todos hemos pasado alguna vez por la experiencia de perder algo valioso. Este capítulo de Lucas 15 contiene tres historias de algo que fue perdido y encontrado: Una oveja perdida, una moneda perdida y un hijo perdido. Mucho se ha escrito sobre la parábola del hijo pródigo y Jesús mismo enseñó acerca de la condición humana y la actitud de Dios como Padre amoroso y perdonador. Pero un aspecto interesante a resaltar, es esta escena que describe el texto número 20. Cuando el hijo se arrepiente y decide volver, el padre sale a su encuentro, corre, lo abraza y lo besa. La historia continúa y sigue un banquete, un...

¿Has perdido cosas importante...

Leer Más

Sombras, nada más.

2Desde siempre las sombras han estado asociadas al miedo, a la duda, a la amenaza y al desastre. Películas, canciones, hasta poesías y letras de música mencionan las sombras como algo no deseado en la experiencia humana. También la Biblia habla mucho acerca del concepto de las sombras y lo asocia mayormente, con el mal y con el maligno. Solo para mencionar un ejemplo, es la esposa en “Cantar de los cantares” en el capítulo 2:3, la que rechaza la invitación de su esposo Salomón, aludiendo que en su mente habían muchas dudas, muchos recuerdos traumáticos de una crianza disfuncional, muchas SOMBRAS, perdiéndose así la oportunidad para la comunión, el disfrute y el servicio. Menciona también la Biblia que “en Dios no hay sombras”,...

2Desde siempre las sombras han...

Leer Más

Puertas bloqueadas

Él: “Déjalo ir”. Ella: ¨Pero lo Amo¨. Él: ¨Pues Ámalo ¨. Ella: ¨Pero lo extraño”. Él: “Pues extráñalo. Cada vez que pienses en él, mándale Amor y Luz. Después deja ir el pensamiento. Tienes miedo de dejarlo ir porque después estarás sola. Pero esto es lo que tienes que entender, si despejaras todo ese espacio que ocupas en tu mente por obsesionarte con él, tendrías una puerta y...

Él: “Déjalo ir”. Ella: ...

Leer Más

Del lado del conductor

Es sabido por todos los que hemos aprendido a conducir un vehículo, que cuando viajamos en el asiento del acompañante, sea en el auto propio o ajeno, viajamos nerviosos. (Más nerviosos en el propio auto, obvio). Parecería que el hecho de saber qué hacer en cada situación, el hecho de conocer los peligros potenciales que se puedan presentar y el hecho de haber vivido circunstancias que demandaron una dosis extra de adrenalina, se nos presenta como un obstáculo al momento de “confiar en las decisiones del otro”. En resumen, es mucho más fácil conducir uno mismo que permitir que sea otro quien tenga el control. La experiencia obtenida a través de kilómetros y kilómetros de carretera es buena al momento de enseñar...

Es sabido por todos los que he...

Leer Más

Yo te conozco

La religiosidad es propia del ser humano. Creas o no en Dios, todas las construcciones de tu pensamiento, y lo que dices creer, es el resultado de largos procesos en tu historia personal. Aunque casi ni lo percibas, muchas cosas influenciaron tu fe. Así pues, las prácticas religiosas de tus padres, los mandatos que recibiste de ellos, lo que viviste y aprendiste durante toda tu vida, hacen que hoy seas el tipo de religioso que eres. Más allá de todo, lo interesante es que lo que crees, acompaña lo que vives. El relato de Juan capítulo 4 cuenta un maravilloso (y extraño) encuentro de Jesús con una mujer Samaritana. Era poco común que judíos y Samaritanos estableciesen diálogo; pero en este caso, a...

La religiosidad es propia del ...

Leer Más