+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Ese motor interno

Un buen atleta sabe que la mitad de la carrera se corre con sus piernas y la otra mitad con su corazón. Es tan importante la preparación física como la mental. La actitud es todo cuando de ganar se trata. Un atleta puede poseer un estado físico envidiable, pero si no tiene una actitud ganadora, no ganará, tenlo por seguro. Durante décadas selecciones de futbol de países africanos o afroamericanos impresionaban al mundo por el físico de sus atletas. Hasta sus rivales se sentían intimidados sólo al verles formar minutos previos a la iniciación del partido. Pero estos atletas de color sabían muy adentro de su ser que perderían. Las estadísticas lo decían, sus autoestima minimizaba se los susurraba, sus mentes se lo...

Un buen atleta sabe que la mit...

Leer Más

Engañadores engañados

La experiencia nos ha enseñado, que las voces de unos pocos fanáticos, no solo pueden prevalecer sobre el sentir de las mayorías, sino que también son capaces de sumir a las masas en una especie de hipnosis colectiva, en la que los hombres se mueven como marionetas, al antojo de sus líderes que controlan los hilos de la función. Los magistrados de las grandes potencias saben está técnica y la usan para sus logros egoístas. Pero ignoran que mucho más arriba del teatro de este mundo hay “Alguien” que es el verdadero Director de la obra. Sucede que el ser humano siempre se ha creído superior a sus semejantes. Se han trazado y se continúan trazando fronteras raciales fragmentando esta raza...

La experiencia nos ha enseñad...

Leer Más

Endeudado

Mateo Boya era un humilde jugador de golf de un pequeño país de África. Aunque no lo creas fue el único hombre en todo el mundo que derribó la flota aeronáutica de todo un país con una pelota de golf. ¿Qué sucedió? Pues cierto día practicando tiros largos con su palo, elevó la pelota, de tal manera que fue a dar contra un pájaro que volaba cerca del Green. La afortunada ave perdió el conocimiento en pleno vuelo y chocó de frente con una pequeña avioneta que sobrevolaba el sector fumigando los sembríos. El impacto fue tal que el vidrio estalló, el piloto de la nave se asustó y perdió el control. La cosa se puso peor cuando esa avioneta sin visibilidad y...

Mateo Boya era un humilde juga...

Leer Más

El verdadero origen de las guerras

Ni bien entró el pecado en el mundo la consecuencia inmediata fue la guerra, el clima de enemistad y los conflictos. Veamos, en primer lugar Dios le informó a la serpiente que a partir de entonces estaban en guerra. La palabra enemistad tiñe el relato, “enemistad entre ti y la simiente de la mujer”, o sea entre Satanás y el mismo Dios y su Hijo. Y ya le anticipaba quién iba a ser el perdedor: “Él te herirá en la cabeza.” Luego le dijo a la mujer que habría enemistad y lucha de poder dentro de su matrimonio: “Tú”, le dijo a Eva, “desearás estar por encima de tu marido, pero no lograrás, siempre él se enseñoreará sobre ti.” ¡Linda...

Ni bien entró el pecado en el...

Leer Más

El valor de la autocrítica

Ninguno de nosotros se sentirá a gusto si su odontólogo se acerca apuntando con el torno encendido para limpiar mis dientes y en uno de sus ojos tiene un gran parche que le dificulta la visión, ¿verdad? De la misma manera se sienten las personas que sufren bajo nuestro dedo acusador que apunta hacia sus errores cuando en nuestra vida hay errores mucho peores que los que ellos han cometido. ¡Médico, cúrate a ti mismo!, te dirán. Probablemente ha habido momentos en los que hemos ignorado nuestros pecados y problemas y hemos señalado a otros con el dedo. Quizás no estamos en sintonía con nuestros asuntos internos si todavía estamos culpando a otros por nuestras decisiones morales, o tal vez...

Ninguno de nosotros se sentir...

Leer Más

El peligro de la falta de fe

En el evangelio de Marcos 11: 24 y 25 tenemos un típico caso donde Jesús responde  a un interrogante de sus discípulos de forma aparentemente incongruente. Es que su sicología era tan fina que no se puede analizar a simple vista si no contextualizamos primero. El día anterior Él había maldecido a una pobre higuera que se secó hasta las raíces. Esta higuera representaba a la nación de Israel: Mucho ramaje pero nada de fruto. Es que ellos habían confundido la relación con Dios con una mecánica religión de Dios y estaban condenados a secarse. Cuando Pedro vio al árbol seco exclamó: “Mira Señor, la higuera que maldijiste ayer hoy está completamente seca”. A lo que Jesús responde: “Tened fe...

En el evangelio de Marcos 11: ...

Leer Más

El mensaje central del evangelio

Él dijo y las galaxias rotaron en su lugar, las estrellas resplandecieron en los cielos y los planetas comenzaron a girar en las órbitas alrededor de sus soles: palabras imponentes, sin límites, poder sin ataduras. Habló otra vez y las aguas y continentes se llenaron de plantas y criaturas que corrían, nadaban, crecían y se multiplicaban: palabras que dan vida, inspiración, que hacen vibrar la vida. Volvió a hablar y se formaron el hombre y la mujer, pensaban, hablaban y amaban: palabras de gloria personal,  y creativas. Eterno, infinito e ilimitado: Él fue, es y siempre será el Hacedor y Señor de todo lo que existe. Y luego vino en la carne a un punto del universo llamado planeta tierra....

Él dijo y las galaxias rotaro...

Leer Más

El Dolor

La madre oyó gritos de dolor que salían del interior de la habitación de los niños. Corrió para ver lo que sucedía y encontró al bebé colgando de la rubia cabellera de su hermana Juanita. Con gran dificultad, la madre consiguió abrir los deditos del niño entre los gritos de dolor de su hermana. Cuando por fin consiguió desprenderle de la cabeza de Juanita le dijo la madre: Perdónale Juanita, él no sabe que eso duele.  Unos minutos más tarde volvieron a escucharse gritos de dolor pero esta vez del bebé. La madre corrió a toda prisa al cuarto para ver qué sucedía ahora y encontró a Juanita que salía muy tranquila y decía: ahora el bebé sabe que duele....

La madre oyó gritos de dolor ...

Leer Más

El águila y las focas

La lucha por la sobre vivencia en los diferentes eslabones de la cadena depredadores y víctimas, tiene matices curiosos. Existe una especie de águilas tan atrevidas que se dedican a cazar pequeñas focas. Realizan un sobrevuelo por encima de las aguas del mar y cuando divisan a una foca nadando sobre la superficie cerca de la orilla, inician su vuelo en picada y clavando sus fuertes garras en los lomos del animal  la arrastran hacia la orilla valiéndose de sus enormes y poderosas alas. Una vez fuera del mar, la foca indefensa y herida es elevada hasta el nido del ave en lo alto de las montañas para servir de alimento para el águila y sus polluelos. Pero algunas veces,...

La lucha por la sobre vivencia...

Leer Más