+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

somos vulnerables

  Mayormente nos provoca inseguridad y miedo mostrarnos cuan vulnerables somos. Algunos lo evidencian en la obsesión en su apariencia al salir de la casa a la calle. Otros manifiestan un perfil alegre y hasta “payasesco” entre sus amigos solamente para ocultar el luto que llevan adentro. Pero hay situaciones que escapan de tu control, dispuestas por Dios, donde quedas expuesto tal cual eres. Perdiste todas tus credenciales y tarjetas de crédito y te hallas como un anónimo, en otro país, intentando justificar tu identidad ante la policía migratoria, y dices: “Si estuviera en mi país sabrían quién soy yo.” Te accidentas con tu vehículo, te asisten, llaman a  la emergencia de un hospital con tu ropa sucia, sangrando y mal...

  Mayormente nos provo...

Leer Más

sin pompas ni platillos

  Al pasar  lentamente la caravana de automóviles por la ciudad, miles de personas se aglomeran en las veredas con la esperanza de captar algo de lo que sucede. Las bandas en marcha anuncian la llegada con gran estruendo, y los agentes de seguridad revisan la multitud y corren al lado de la limusina. Con pompa y protocolo, símbolos modernos de eminencia e importancia, se pregona el arribo de un jefe de estado. Sean estos líderes por nacimiento o por elección, los honramos y respetamos. Algo así sucedió con la vez que Cristo visitó nuestro mundo. Los judíos esperaban a un líder que poetas y profetas inspirados habían anunciado siglos antes. Creían que ese Mesías («el Ungido») los rescataría de la...

  Al pasar  lentament...

Leer Más

Si ofendes no ofrendes.

  Todos sufrimos quebrantamiento en nuestras vidas, y rupturas en nuestra relación con Dios y en nuestras relaciones con los demás. El quebrantamiento tiende a sobrecargarnos y puede hacer que recaigamos más fácilmente en un sin fin de problemas. Cuando no logramos conciliar o reconciliar una relación rota nos frustramos y sentimientos de incapacidad y de soledad nos invaden. Pasar por alto estos daños e intentar agradar a Dios solo empeora las cosas.  Así, la restauración de lo que se ha roto no será completa sino  atendemos todas las áreas dañadas en nuestras relaciones. Jesús nos enseñó: “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda...

  Todos sufrimos quebr...

Leer Más

sed agradecidos

  El estilo de vida que nos han impuesto a vivir (por no decir: “obligado”), está caracterizado por cierto clima de inseguridad, desconfianza y circunstancias críticas y difíciles que nos tocan enfrentar. Esto en el ámbito personal, familiar y laboral. Podemos mencionar como germen de esta patología social la decadencia moral, producto de una mente que piensa que lo tiene todo, que no tiene necesidad de nada, y que se considera a sí misma el ombligo del mundo. La sociedad actual se ha olvidado de Dios. Nos hemos centrado en nosotros mismos y hemos perdido la visión altruista que debe caracterizar al hombre y a la mujer, creados a imagen de Dios. En medio de esta lamentable situación pueden brotar pensamientos...

  El estilo de vida qu...

Leer Más

saludo afectivo

Es interesante observar la evolución de las formas en que se saludan las personas a través de las décadas. De alguna manera creo que en este proceso se evidencia también la evolución del carácter y de las prioridades que llenan los corazones de las personas. Antes, el saludo era mucho más formal, a distancia y respetuoso. Hoy hay más contacto. Conocemos el típico beso italiano en ambas mejillas, el soviético en la boca, el formal saludo inglés a distancia y con la mano de lejos. Las mujeres también se saludan diferente a los hombres. Un pequeño “besito” en la mejilla o una mano levemente alzada y muchas palabras afectivas, como es innato en ellas. Los hombres, en cambio, un fuerte...

Es interesante observar la evo...

Leer Más

relaciones rotas

  Un jarrón se hace añicos cuando un codo descuidado lo roza; un juguete se rompe cuando un dedo joven lo presiona más allá de sus límites; una tela se desgarra cuando unas manos fuertes y enojadas tiran de ella. Se necesita tiempo para que los derrames y las roturas se limpien o se reparen, y se requiere dinero para reemplazar las cosas; pero una relación rota resulta mucho más costosa aún. La infidelidad, la desconfianza, las palabras cargadas de odio y los votos quebrantados despedazan y desgarran los delicados lazos personales y provocan heridas que no sanan fácilmente. Sin embargo, es mucho más trágico cuando se rompen las relaciones con Dios. Dios ama de una forma completa y perfecta y...

  Un jarrón se hace a...

Leer Más

Raza caída

Muchos de nosotros solo estamos despertando al hecho de que la recuperación es una parte esencial en la vida. Se deja ver desde el Génesis que el propósito primordial de Dios es restaurar lo que el pecado dañó y recuperar lo que se ha perdido. La verdadera recuperación del ser humano se produce cuando cada individuo llega a reconocer su incapacidad por salvarse y entrega a su Creador el total control de su arruinada existencia para ser restaurada en algo nuevo y mejor. Es permitir que Dios sane nuestra alma herida y todos necesitamos tomar parte en este proceso de curación pues es parte inherente de ser humanos. Sin Dios no hay verdadera recuperación, sólo parches que agotan y frustran...

Muchos de nosotros solo estamo...

Leer Más

acabaremos donde comenzamos

La historia del hombre y de la mujer comenzó en Turquía. ¿No lo sabías? Averígualo. Entre el río Éufrates y el Tigris existió el antiguo Edén descrito en la Biblia. Allí fue el hogar primigenio y puro de nuestros primeros padres, Adán y Eva. Ese lugar es perfectamente ubicado hoy dentro de los límites de aquel país. Un diluvio de proporciones catastróficas sepultó literalmente aquella región. Los geólogos conservadores admiten que ese sedimento fósil de más de siete mil años originó la formación de un líquido espeso, negro y mal oliente conocido hoy como petróleo. Está más que claro que las últimas guerras han sido y seguirán siendo por este “oro negro”, pues el ser humano ha tenido la “brillante...

La historia del hombre y de la...

Leer Más

minorías fieles

Mayorías. Siempre las hubo, las habrá y seguirá habiendo. Es fácil y cómodo ser parte de una de ellas y es de valientes formar parte de la otra. (Te habrás imaginado cuál es cuál). Alguien dijo una vez: “Raras veces las mayorías han tenido la razón”, y es cierto. Los grandes cambios geopolíticos los han logrado hombres y mujeres de una convicción férrea que avanzaron en sus creencias aunque el mundo se les pusiera en contra. Algunos por motivos y metas equivocadas. Estos han aniquilado a cuántos se le opusieron en su sed de triunfar. A ellos no me quiero referir hoy, tendrán un capítulo aparte pues ensuciaron las páginas de la historia. Pero otros anónimos, incomprendidos, con fines altruistas...

Mayorías. Siempre las hubo, l...

Leer Más