+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Pérdida de pasión

Si perdiste la pasión por la obra del Señor es porque perdiste la pasión por el Señor de la obra. No hay otra. Si lo que te motiva a servir ya no es más el amor por Dios como era al comienzo, entonces lo que hagas será solo trabajo. Nada más que trabajo. Esfuerzo sin rédito eterno. Sacrificio inútil. Tan inútil como un instrumento desafinado, o címbalo que retiñe a los oídos. Pronto te aburrirás y te cansarás, porque sentirás que estás trabajando para los hombres. Y los hombres, lamentablemente no valoran el esfuerzo tuyo muchas veces. Entonces, comenzarás a culpar a los otros por una falencia que es nada más que tuya. Así, pasamos etapas estériles en nuestro ministerio desanimados...

Si perdiste la pasión por la ...

Leer Más

Abre tu regalo

Permíteme intentar (porque solo es un intento) representar el Plan Salvador que Dios ofrece a la humanidad toda y a cada humano en particular. Necesito que uses de imaginación. No mucha, porque no es tan difícil de comprender ni de creer. Se te ofrece un regalo con una gran tarjeta que dice: GRACIA. Porque eso es lo que es la Gracia de Dios, es un regalo. Abres ese regalo y dentro te encuentras un cofre con una llave adjunta. El nombre de esa llave es FE. Es justamente lo que abre el cofre. Lo abres tímidamente. Una fragancia increíble sale de ese cofre y llena todo tu ser y tu habitación. Es una fragancia importada, difícil de conseguir, importada del cielo,...

Permíteme intentar (porque so...

Leer Más

Algo podemos hacer

En su informe al Senado de EE.UU., el presidente George Bush dijo lo siguiente: “Todos tenemos algo que dar. Si sabe usted leer pues busque alguien que no sepa y enséñele. Si tiene un martillo, busque un clavo fuera de lugar. Si no tiene hambre ni se siente solo, si no arrastra problemas actuales busque quien sí los tenga y ofrézcale atención”. En estas elementales palabras se encierra una gran verdad lamentablemente ignorada cada vez más hoy en día. Me refiero al hecho de la indiferente actitud que gobierna el corazón de los seres humanos, que cada vez nos parecemos más a seres y menos a humanos, porque el ser, o lo que soy, priorizó que hago o puedo hacer en...

En su informe al Senado de EE....

Leer Más

Sal de la zona de riesgo

Hace 48 Hs. mi Ecuador sufrió el sismo más fuerte en el último siglo, 7.8 grados en la escala de Richter. ¡Eso sí que es temblor!!! Las noticias aún no cesan de emitir reportes de los daños materiales y físicos, y de las víctimas que ya superan las 300 personas, y los damnificados y heridos. ¡Un desastre! Me encontraba justamente en mi casa, escribiendo la “Pausa” anterior a esta. Lo primero que uno hace es salir de su vivienda para evitar el peligro y ubicarse en una zona segura. En cuestión de minutos varios vecinos nos encontrábamos consternados en la esquina del barrio, observando cómo casas, arboles y vehículos se movían al compás del sismo. Obviamente, no podía dejar pasar esa...

Hace 48 Hs. mi Ecuador sufrió...

Leer Más

Atrocidades.

Las últimas décadas han estado caracterizadas por la aparición de nuevas enfermedades incurables que torturan a la población mundial con amenazas de muerte. Así, por ejemplo, tenemos el caso del cáncer, el SIDA, el mal de Alzheimer, la bulimia y la anorexia, las diferentes mutaciones del virus de la gripe, como la gripe aviar y la porcina, etc. Esto estaba profetizado en la Sagradas Escrituras desde tiempos remotos. La contaminación ambiental, los alimentos artificiales con sus conservantes, edulcorantes, saborizantes y preservantes, el ritmo tan estresante de vida al que son sometidos el hombre y la mujer, y el consumo de sustancias perjudiciales al organismo como el alcohol, tabaco, fármacos y psicotrópicos, han redundado en lo que hoy contemplan nuestros ojos...

Las últimas décadas han esta...

Leer Más

NO ACEPTES ESE REGALO

Él era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. Al terminar la clase de fin de año, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo: “Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de ver su cara aburrida.” El alumno estaba erguido, con semblante desafiante, en espera de otra respuesta airada de su profesor. Pero ante su asombro, el hombre le respondió: “Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, ¿lo recibes?” “Por su puesto que no”, respondió el alumno algo sorprendido. “Bueno”,...

Él era un profesor comprometi...

Leer Más

Vidas de comedia

Este mundo pasea sus ídolos virtuales en escenarios de efímera y corta vida. Astros de la moda, el deporte y la pantalla cautivan las mentes de millones de adolescentes y jóvenes que intentan imitarlos sólo para acabar frustrados al darse cuenta que es una utopía aparentar ser como ellos o hacer lo que ellos hacen. En algún punto de sus maquilladas vidas se enfrentan con la realidad y sucumben. La vida que propone Dios no es para ser imitada ni actuada. Cuando “memorizamos” el libreto cristiano y saltamos a escena prontamente nos agotamos porque falta la esencia, la vida que se siente y que se vive, no la que se actúa. De lo contrario nos enrolamos en las filas de...

Este mundo pasea sus ídolos v...

Leer Más

LA EDAD DEL ÁRBOL

Una interesante manera de descifrar la edad de un árbol es contando los anillos concéntricos que quedan al descubierto luego de un corte transversal del tronco. Al ser talados dejan ver, claramente en su interior, los anillos de crecimiento. Cada anillo significa un ciclo de crecimiento, o sea un año. No son todos iguales. Los hay claros y anchos, denotando una temporada de abundantes lluvias y gran crecimiento. Otros son delgados y tan unidos al siguiente que sólo se pueden ver bajo microscopio. Ese año tal vez hubo sequía y el árbol se limitó a conservar sus fuerzas, deteniendo su crecimiento. Quizás puedas encontrar anillos de color carbón, muy oscuros, la historia de ese árbol dice entonces que soportó algún incendio....

Una interesante manera de desc...

Leer Más

EL JINETE Y SU CABALLO

Las primeras sombras de la noche dibujaban siluetas tortuosas en las paredes de aquellos cerros. A la derecha del jinete, la montaña, a su izquierda el amenazante precipicio del cual ya no se veía el final. ¿Qué hacer? Pernoctar allí, a 3800 metros de altura era sinónimo de invitar a la muerte helada. Otras veces había cubierto el mismo camino, cabalgado por los mismos senderos, y siempre había llegado a destino, pero ahora, la situación era apremiante. Ya no podía ver ni siquiera dónde asentaría el pie su experimentado caballo. Trató de recordar cada curva, cada piedra, cada obstáculo y de esa manera guiaba al caballo, más por intuición que por vista. Varias veces luchó con el animal jalando de sus...

Las primeras sombras de la noc...

Leer Más

Cuidado con los rumores

Desde que el mundo es mundo, el hombre ha estado atento al rumor de voces. La mayoría de las veces el hombre solamente cree oír esas voces. En muchas otras, las oye realmente. Se dice que Adolfo Hitler, creía oír voces que lo llamaban a “redimir al mundo de sus angustias.” Estas voces lo llevaron a concluir que los judíos eran la causa de los problemas del mundo y decidió exterminarlos. Voces extrañas escuchadas por el Führer alemán lo llevaron a gasificar a seis millones de inocentes judíos en el más brutal, inmoral y nauseabundo holocausto humano. Él dijo: “Yo cumplo las órdenes que recibo de La Providencia. No hay poder, sobre la tierra capaz de conmover, ahora, al Imperio Alemán,...

Desde que el mundo es mundo, e...

Leer Más