+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Cosas nuevas y cosas viejas

El proceso de renovación, desarrollo y fructificación de una planta no está relacionado únicamente con crecimiento de partes de nuevas, de brotes y de aumento del follaje, también incluye el deterioro de células viejas, la caída al suelo de hojas secas, y el despojarse de partes que, si bien en una etapa fueron útiles, ya no lo son ahora. Si nuestro desarrollo como individuos creados a semejanza de Dios se asemeja a una planta (y de hecho sí se asemeja), entonces no deberíamos alarmarnos cuando sentimos que debemos renunciar y despojarnos de aquellas cosas que Dios, en su amor, nos muestra que están mal o están de más. Es interesante ver las variadas maneras en las que podemos dar fruto...

El proceso de renovación, des...

Leer Más

Conviviendo con el enemigo

Miles (por no decir millones) de cristianos alrededor del mundo conviven con pecados que aborrecen. Su experiencia se asemeja a aquel que vive con el enemigo en su propia casa, duerme con él, sabe el daño que le está causando, pero no lo puede expulsar. Necesita alguien más fuerte que lo  haga por él. El dilema de la vida cristiana es cómo aprender a convivir con el mal, el pecado, y la tendencia a lo malo que nos sigue acompañando aún después de ser salvos. Nuestro “viejo hombre” sigue ahí, tan fuerte como siempre. Indomable, rebelde, camuflado. Nuestros gustos siguen, por lo menos en la etapa inicial de recién convertido, y sigo siendo tan débil como antes, como siempre. ¿Cómo...

Miles (por no decir millones) ...

Leer Más

Comunión vertical y horizontal

  La Biblia es más que clara al expresar que, toda relación vertical con nuestro Creador, depende en gran manera de una pacífica relación horizontal con sus criaturas, nuestros semejantes. Basta resaltar tres pasajes del N.T. para respaldar este hecho. “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”. Santiago 5:16. Aquí  Santiago dice que, para que mi oración sea efectiva, debo también orar por mi prójimo, aún por aquel que me haya lastimado o a quien yo haya lastimado. “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para...

  La Biblia es más qu...

Leer Más

Compromiso incondicional

Al considerar uno de los pasajes clásicos de la Biblia, como lo es Romanos 8:35, salta a nuestra una aparente incongruencia. ¿Cómo es posible que este hombre declare con tanta seguridad que nada nos podrá separar del amor de Dios? Las situaciones mencionadas aquí son circunstancias en verdad extremas, todas ellas fuentes potenciales de angustia. Angustia de alma, mente y corazón. Es que somos tentados a pensar que la providencia divina depende de mi estado de ánimo, de mi condición espiritual, o de mi “nivel de santidad”. Concebir así a Dios es concebir una religión por obras y no una relación de gracia. En el fondo creemos que es nuestra actividad la que mantiene viva nuestra relación con Dios. Pablo...

Al considerar uno de los pasaj...

Leer Más

Causa y efecto

En física se tiene el principio de que los fenómenos que se suceden tienen un comienzo o un “algo” que los provocan (Causa) y un desarrollo o consecuencia (Efecto). Es decir, cualquier evento es causado o propiciado por otro evento anterior. Entonces, si se conoce el estado de algo (un fenómeno), es posible la predicción ulterior de sus resultados (efecto). En resumen, se entiende que, a toda acción corresponde una reacción de igual o mayor magnitud. A esto se le llama principio de causalidad, en donde la relación entre un evento (a lo que se le denomina causa), sigue un segundo evento (denominado efecto), entendiéndose de esto que el segundo evento, es consecuencia del primero. Isaac Newton comprendió muy bien...

En física se tiene el princip...

Leer Más

Cambio de hombros

La actitud con que encares los proyectos y desafíos cotidianos es esencial para regular las fuerzas y no quedar, como tantos, a la vera del camino y exhaustos. Es por eso que Jesús dijo: “Vengan a mí todos los que se sientan agotados y sin fuerzas que les voy a decir un secreto: Si cultivan una actitud de corazón tranquila y humilde, cada vez que se vean abocados en alguna tarea, así como lo ven hacer en mí, por más que sea pesada como un yugo,  la encontrarán liviana, y experimentarán esa paz interior que regula las fuerzas para continuar”. (Paráfrasis del autor).  Mansedumbre (espíritu dócil y rendido), y humildad (sumisión, obediencia, acatamiento). Escasean hoy ¿verdad?...

La actitud con que encares los...

Leer Más

Cadena fatal

En muchos aspectos la vida es cíclica. De manera inconsciente somos parte de una espiral que nos lleva vez tras vez al mismo punto, llegando al borde del hastío y la oquedad. En lo que respecta a la ansiedad y el afán por progresar y avanzar que tanto seduce al hombre pos moderno, esta patología se repite de manera constante. Los hombres pierden su salud tratando de conseguir fortuna y luego, con mucho gusto, gastan todo lo que poseen para conseguir de nuevo su salud. Es sabido por todos que las aseguradoras privadas que “prometen” cobertura de salud a sus afiliados lucran con el dinero de aquellos que, por el miedo a que algún accidente o enfermedad grave detenga su...

En muchos aspectos la vida es ...

Leer Más

Aventador o zaranda

Todavía se usa hoy, en las labores culturales en el campo, una pala o rastrillo grande, en forma de horqueta para levantar las espigas en la cosecha y lanzarlas al aire para que se vuele la paja, y caiga, en un lienzo previamente dispuesto, el grano maduro. En tiempos bíblicos se le llamaba aventador o bieldo. Esta herramienta es citada en el evangelio de Mateo, capítulo 3:12, “Su aventador está en su mano, y limpiará su era y recogerá su trigo en el granero". En este caso, entonces, lo que se va es lo malo, y lo que queda es lo bueno. Pero quiero hablarte de otra herramienta cuyo uso es similar, pero su fin es totalmente opuesto. Se llama...

Todavía se usa hoy, en las la...

Leer Más

Alzad vuestros ojos

Un hecho trascendental del trabajo en las vidas de personas con el evangelio de Jesucristo es saber que el Plan soberano de Dios, posiblemente abarque más allá de la vida de esa persona. En todos mis años de ministerio, pastorado y labor misionera he invertido horas, dinero, energía y años en vidas que no rindieron los frutos esperados. Al tiempo, averiguando por tal o cual persona, me informaban que, como era de esperar, naufragó de su fe o, simplemente, nunca se inició en el Camino. ¡Pero su hijo o su nieto es un fervoroso creyente! ¡Eso es increíble! Uno nunca se imaginaría que la semilla sembrada germinó en las siguientes generaciones. Igual que en la naturaleza, no todas las semillas...

Un hecho trascendental del tra...

Leer Más

Acostumbrados a la corrupción

“Observe con espanto, cómo un cocodrilo de cuatro metros se devora a un niño de cinco años”. “Una escalera mecánica se traga viva a una madre y su hijo se salva milagrosamente”. “Un descuido al cruzar la avenida le costó la vida. Mire las espeluznantes imágenes”. Anuncios como estos y aún peores son presentados en páginas de Internet y son millones los que los miran con horror. La mayoría de ellos son videos falsos, editados, y al acceder, también accedes involuntariamente a virus informáticos o pornográficos. ¡Pero otros son reales!, y esto es más lamentable aún. Es que el ser humano ha perdido la capacidad de asombro. Ya nada nos horroriza. La publicidad “morbo”, la prensa roja, y las imágenes...

“Observe con espanto, cómo ...

Leer Más