+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Donde se unen dos caminos

Hoy vamos a pararnos en un lugar incómodo de la experiencia humana. Esos momentos donde la vida nos pone en una “Encrucijada”, donde el camino de la vida nos sorprende con un desvío en dos direcciones, donde al igual que la topografía de un laberinto, no vemos fácilmente la salida aunque sabemos que en algún punto está. ¿Qué sentimos cuando esto nos está pasando? confusión, miedo, duda, inseguridad, desesperación a veces… ¿Por qué creemos que la vida nos enfrenta a situaciones así? Porque somos seres finitos, y no tenemos la total dimensión de lo que sucede. Vemos “en parte”. Nuestra visión tiene la limitación del tiempo y del espacio, y no está (todavía) ampliada en la dimensión eterna. ¿Para qué...

Hoy vamos a pararnos en un lug...

Leer Más

Comunión más que conexión

Vivimos en el siglo de las conexiones. Muchas personas alrededor del mundo literalmente viven conectadas. Conexiones inalámbricas, redes sociales que en verdad son antisociales, porque están creando adolescentes y jóvenes despersonalizados que no saben comunicarse “face to face”, sólo “pantalla a pantalla” a través del… ¿Face? Conexiones vía Internet, conexión satelital, conexiones de fibra óptica  del alta velocidad… Cristo ya se despedía y, casi adelantándose a los siglos, recomendó a sus seguidores a que vivan conectados, sí, conectados a Él. De lo contrario todo lo que sean capaz de realizar en sus fuerzas no tendría rédito alguno cuando de valores eternos se habla. “Permaneced en mí y yo en vosotros. Como una rama nada puede producir si no está permanentemente...

Vivimos en el siglo de las con...

Leer Más

Concéntrate en lo que está delante

Una de las armas que mayor crédito trae a las fuerzas del mal sobre nuestra experiencia de vida, es el sentimiento de culpa por lo sucedido en el pasado. Si ese recuerdo traumático, es debido a daños colaterales que provocamos a alguna persona, vivimos gran parte de nuestras vidas transitando nuevamente esa huella de dolor. Si el recuerdo hace alusión a heridas que nos han provocado, el sabor amargo es el del rencor, que también se torna una pesada carga. Pero de una u otra manera andamos por la vida con “exceso de equipaje”. Así somos muchos de nosotros cuando tratamos con nuestras viejas heridas y pasado traumático. Queremos hacerles saber a todos el dolor que todavía sentimos por algo...

Una de las armas que mayor cr...

Leer Más

Cargas adicionales

De alguna manera, las diferentes experiencias que se van sucediendo en nuestras vidas, son como cargas adicionales que se suman sobre nuestras espaldas y nos hacen el andar cada vez más lento. Son esas circunstancias, (mayormente adversas) las que son capaces de doblar nuestro yugo y nos hacen inclinar de rodillas en busca de socorro. Aquellos que hemos encontrado en Jesús un fuerte consuelo para atravesar las diferentes experiencias que la vida nos depara, comprendemos que cada una de esas luchas y todas en conjunto tienen como fin hacernos profundizar en nuestra relación con Él. Las necesitamos, aunque no nos guste atravesarlas. Cuando nuestra vida está libre de problemas, cuando nuestros cuerpos están libres de enfermedades, cuando nuestras finanzas están...

De alguna manera, las diferent...

Leer Más

Zona de Gracia

En las áreas protegidas de la Franja de Gaza, refugiados palestinos buscan tregua en grandes hangares dispuestos por convenio entre árabes e israelíes y bajo la tutela de las NN.UU. Es una zona “segura”, donde el conflicto bélico que acosa medio oriente desde hace medio siglo no tiene tanto impacto. Aterrados, los padres y sus hijos, aferrados a sus madres, observan con horror los aviones y los misiles que surcan el cielo, tanto desde una frontera como la otra. Supuestamente, estas armas de destrucción masiva no deben caer sobre esta franja. Pero la realidad es otra. Cada día civiles inocentes mueren o son mutilados justamente en el lugar donde deberían estar a salvo. Son promesas incumplidas. Es una zona donde...

En las áreas protegidas de la...

Leer Más

Verdadera credencial

Nuestras obras nos definen tanto como nosotros definimos nuestras obras. Esta es una verdad cíclica que, en la mayoría de los casos se reconoce tarde, para bien o para mal. En palabras más populares de un reconocido refrán: “Cría fama y échate a dormir”. Es que es imposible convencer a las personas que somos otra cosa diferente a lo que ellos ven hacer en nosotros, porque somos lo que hacemos y hacemos lo que somos. Es lamentable ver en nuestros días cómo muchos “borran con el codo lo que escriben con la mano”, lo que hacen habla tan fuerte que no deja escuchar lo que dicen. Una cosa en la iglesia, otra en el hogar. Se da muchas veces la...

Nuestras obras nos definen tan...

Leer Más

¡Tiene sentido la vida!

Muchas personas llegan a un punto en la vida donde no saben ni cómo ni hacia dónde ir, y quedan presas de la confusión y del desánimo. ¿Las causas? pueden ser muchas, algunas, o pocas. No es cuestión de cantidad, sino cuestión de enfoque. Frases como: “No puedo más”. “Hago las cosas solo porque tengo que hacerlas”; o lo que es peor: “Mi vida ya no tiene sentido”. ¿Las oíste alguna vez? ¿Está siendo hoy también tu discurso?...

Muchas personas llegan a un pu...

Leer Más

¿Tanto te enojas?

Demora toda una vida llegar al punto de que tu corazón lata al ritmo que late el corazón de Dios. Tal vez nunca te lo preguntaste, pero deberías hacerlo. ¿Qué cosas le ofenden a Dios y que cosas le agradan?...

Demora toda una vida llegar al...

Leer Más

Su amor, no el mío

El capítulo 21 del evangelio según San Juan sigue siendo un capítulo sorprendente. La lección que Jesús quiso enseñarle al apóstol Pedro deprimido, por su propia debilidad humana, quizás es la siguiente: “No regules tu vida basándote en el amor que me tienes a mí, porque por más que me prometiste fidelidad incondicional me negaste tres veces”. Tal vez por eso tres veces le preguntó si le amaba, porque le estaba pidiendo un ajuste con su amor. Le estaba pidiendo que se enfrente cara a cara con la medida de su amor, que ajuste su enfoque para que vea que el amor que tenemos por el Señor es un amor sujeto a nuestra humana debilidad. Más bien le estaba diciendo...

El capítulo 21 del evangelio ...

Leer Más

Somos los invitados

El propósito eterno de Dios a través de las edades es el de restaurar lo que fue dañado por el pecado. La historia del hombre comienza presentando un mundo ideal, un mundo de ensueños, casi de película, ¡Mejor que cualquier mundo de película! Hasta que aparece el primer “pero” de la Biblia. Capítulo 3:1, “Pero la serpiente era astuta…” A partir de entonces todo se arruinó. El cielo, donde comenzó el pecado, los ángeles, muchos de ellos arrastrados y engañados, el corazón del hombre, el matrimonio, los hijos, la naturaleza, todo. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que no amó, se puso como meta restaurar o reconciliar todas las cosas, tanto las que están...

El propósito eterno de Dios a...

Leer Más