+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Una señal

El descubrimiento del espacio ha sido siempre el desafío de los científicos y el sueño ideal de los que ya desde niños aspiran a astronautas.

La ciencia invierte año tras año, millones y millones de dólares a fin de avanzar en investigación y búsqueda de nuevos mundos. En el año 2016 un radio telescopio ruso, captó extrañas señales del espacio ante lo que explicaron, apresuradamente, haber encontrado vida alienígena.

Sin embargo, dicha señal había resultado ser una falsa alarma. Lo que realmente habían recibido provenía de una satélite militar ruso. Una desilusión más para aquellos que siguen intentando comprobar la vida extraterrestre. Nuestra vida abunda en señales. Ellas nos comprueban elecciones que debemos hacer cuando se nos anteponen los cotidianos desafíos que cada día enfrentamos. Nos sentimos seguros cuando decidimos sabiendo qué es lo que debemos hacer. Pero cuando no hay señales precisas ¿Hacia dónde recurrimos? ¿Cómo actuamos?

La ausencia de seguridad personal y espiritual nos deja vulnerables ante la posibilidad de recibir “Falsas señales” como las de la noticia del satélite ruso. Seguir la dirección equivocada nos guiará al error irremediablemente. Peligrosamente, la oferta errática de la fe abunda por las calles. Falsas señales que nos entretienen y confunden pero que no son verdad.

Dios ha puesto a nuestra disposición guías seguras. Como si fueran luces que marcan una dirección correcta, están puestas desde el cielo hacia la tierra para nosotros. Primero: La conciencia, que nos habla aun en las noches y la que no logramos callar, aunque la ahoguemos con la almohada.

Luego, Sus preceptos, que siguen siendo Verdad, aunque las sociedades cambien velozmente. Y, por último: Las circunstancias, que nos invitan a considerar lo que pensamos antes de actuar impulsivamente. A veces esperamos señales mágicas o espectaculares a modo de fuegos artificiales que nos indiquen qué hacer.

No es ese el modo real en el cual la Verdad se manifiesta. No te confundas. No te encandiles. Revisa tu ruta y busca la señal en la palabra de Dios.

Pensamiento del día :

No te encandiles con falsedades, iluminarte con verdades.

Pablo Martini