+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Tanto amor

Conocer a Dios es conocerse a uno mismo. Conocerse a uno mismo da vergüenza. Pero al mismo tiempo que me deprime mi pecado, me emociona y me deslumbra Su gracia, porque cuando abunda el pecado sobreabunda la gracia. Es difícil explicarlo. Tenés que vivirlo. Experimentarlo. El mayor obstáculo para que Dios cumpla Su plan en mi vida soy yo mismo. Principalmente el desánimo ante mis constantes caídas. Entonces aparece en escena la gran mentira de Satanás: “Tú nunca podrás lograrlo. Desiste. Abandona”. Debemos recordar (o quizás saber), que él es un fracasado, y quiere que todos fracasen con él. Que él es un condenado y quiere que todos acaben su existencia (o la comiencen, mejor dicho), en condenación con él. O tal...

Conocer a Dios es conocerse a ...

Leer Más