+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Vidas cómodas

Vivimos vidas cómodas o en pro de la comodidad. La palabra “confort” se ha transformado en el eslogan de vida de esta sociedad pos modernista. Será por eso que rehuimos ante la idea del sacrificio, la abnegación y el sufrimiento en nuestros proyectos de vida. Pero no era así antes. Más te adentras en los tiempos pasados y observas con estupor los extremos esfuerzos que era necesario realizar para obtener cosas que hoy las conseguimos con un “click”, una llave, un fósforo, una tecla de luz eléctrica, etc. Hoy se considera un caos total cualquier interrupción a nuestro acomodado estilo de vida hedonista y nos dejamos abordar por el espíritu de la queja. Será por eso que antes las personas eran hombres...

Vivimos vidas cómodas o en pr...

Leer Más

Pescadores de hombres

Una maestra de escuela dominical refirió a su clase la historia de Andrés, el discípulo de Jesús que fue y buscó a su hermano Simón diciéndole: “Hemos hallado al Mesías”. Fue en ese contexto que Jesús les dijo: “Venid en pos de mí, que yo os haré pescadores de hombres” La maestra entonces preguntó a su clase: ¿Quiénes pescan hombres hoy en día? Un jovencito respondió: “la policía” La maestra sabiamente contestó: “Sí. La diferencia es que los policías pescan hombres para llevarlos y acusarlos ante el juez, pero Cristo pesca hombres para salvarlos. Aquellos los pescan para meterlos en prisión, Dios para hacerlos libres de sus pecados”. Este oficio de “pescar” hombres, ya lleva 2000 años de antigüedad. Comenzó en Cristo,...

Una maestra de escuela dominic...

Leer Más

No te muevas

Hay situaciones donde debes decidir con cierta urgencia. Esa misma urgencia puede ser el factor detonante que me acerque demasiado al margen de error. Moverse o quedarse es la cuestión primordial, y a veces, esas mismas “tinieblas” respecto al hecho de avanzar, las podemos transformar en la luz que estamos esperando respecto a quedarse hasta nuevo aviso. El peregrinar del pueblo hebreo durante 40 años a través del desierto, estuvo acompañado por cierto fuego en forma de columna, que Dios les mandó para alumbrarles durante la noche, y una nube que les protegía del calor abrasador durante el día. Pero nada sucedía respecto al momento de detenerse o avanzar hasta que Dios se lo indicaba. ¿Cómo sucedía esto? Una nube que...

Hay situaciones donde debes de...

Leer Más

Autosuficientes

Max Lucado, en su libro: ‘En manos de la gracia’, cuenta su experiencia con Billy Jack, un joven de 14 años que viajó en el asiento contiguo al suyo en un vuelo de avión. Este niño en cuerpo de grande, no dejó de recordarle, desde el primer instante, que le cuidara. No lo hizo sólo con él, sino que a cada uno de la tripulación que pasaba a su lado, le detenía y repetía la misma frase: “No se olvide de cuidarme”. El resto de los pasajeros nunca lo hizo. No lo haría. Era gente adulta, experimentada en vuelos. Ni prestaron atención a las indicaciones de seguridad. Él no. Clavó sus ojos en cada uno de esos detalles y, luego, le pidió...

Max Lucado, en su libro: ‘En...

Leer Más

¿Cómo llamamos al pecado?

De acuerdo a la óptica con que se mire el pecado recibe diferentes nombres. Dios lo llama de una manera, obvio la manera correcta, pero el hombre de otra. El hombre lo llama un accidente, Dios lo llama una abominación. El hombre lo llama un paso en falso, Dios lo llama ceguera. El hombre lo llama un defecto, Dios lo llama una enfermedad. El hombre lo llama el azar, Dios dice que es una decisión personal. El hombre lo llama un error, Dios una enemistad. Para el hombre es algo fascinante, para Dios es algo fatal. El hombre lo llama una debilidad, Dios lo llama iniquidad. El hombre lo llama un lujo, Dios lo llama una lepra. El hombre lo llama libertad, Dios...

De acuerdo a la óptica con qu...

Leer Más

Ciegos guías de ciegos

La Psicología moderna debe su curso a Sigmund Freud, su precursor. Este famoso psicólogo dedicó su vida a estudiar las profundidades insondables de la mente pero desde una perspectiva puramente humanista, ignorando frontalmente en sus escritos la implicancia de un Dios como ser superior, regente de dicha mente humana. Pero a pesar de su intento por arrojar luz sobre los intrincados problemas de la conducta del hombre, él mismo nunca fue capaz de disciplinarse en su vida privada. Su médico personal, a causa de sus problemas cardíacos, le aconsejó que dejara de fumar. Cosa que intentó por un tiempo, pero fue tan grande su estrés por la abstinencia que al fin y al cabo tuvo que regresar a su viejo hábito con...

La Psicología moderna debe su...

Leer Más

Venciéndote vencerás

El hecho de la renuncia, la abnegación y la entrega personal como trampolín para una vida de victoria es una realidad indiscutible. El paso del tiempo nos va enseñando que el mayor obstáculo a franquear para alcanzar las metas propuestas soy yo mismo y que la mayor amenaza en la formación de un carácter estable es mi propio egoísmo e impaciencia. El apóstol Pablo encontró el secreto de esta lucha personal, íntima y oculta que se gesta en el interior de nuestro ser. Él se sometió a una disciplina diaria de auto negación constante. y dijo en su carta a los Corintios: “Me hago mi propio esclavo”, ese es el secreto para la formación de mi carácter. Claro que la formación del...

El hecho de la renuncia, la ab...

Leer Más

Duérmete ya

Largas noches sin dormir, el insomnio y la alteración del sueño son tan comunes hoy en día que hasta se han instalado “Clínicas del Sueño”. Sí. Hemos llegado al colmo de que se nos debe enseñar a dormir porque se nos ha olvidado. El contexto de este Salmo de David no era el mejor escenario como para lograr dormir profundamente. Su hijo Absalón había iniciado un levantamiento contra su propio padre queriendo quedarse con el trono. David huyendo. Enemigos por todos lados. Desconfianza, desilusión y fracaso. Seguramente la culpa de no haber podido establecer un buen vínculo con su hijo o la amargura de verlo en desobediencia desgarrarían su corazón de padre. Sin embargo, puede decir confiadamente que su descanso estaba asegurado...

Largas noches sin dormir, el i...

Leer Más

Quemando las naves

Cuando Hernán Cortés desembarcó en las costas americanas para dirigirse al corazón del imperio Azteca, bajó los enseres y cosas de mayor valor del barco. Seguidamente ordenó quemar las naves. Ya no había posibilidad de retirada. Su tropa tenía que concentrar todas sus capacidades y energía en marchar hacia adelante y, así, alcanzar el triunfo en la empresa. De tal manera se aplicaron a la tarea que alcanzaron el éxito. Creo que hoy en día existe cierto facilismo cómodo que seduce al hombre y a la mujer a buscar atajos más fáciles para emprender la retirada de los proyectos que emprenden. Así, optan por ejemplo, por el divorcio como senda a escoger cuando las cosas se ponen difíciles sin tener en...

Cuando Hernán Cortés desemba...

Leer Más

Cuando lo que llega no es lo que esperábamos

En los juegos olímpicos de “Río 2016”, el atleta Iraní Abhullabh, quien ostentaba el récord en levantamiento de pesas, rompió su propia marca al alzar, en dos movimientos, 243 Kg. Así, se posicionaba como firme candidato para llevarse por segunda vez consecutiva la presea dorada. Cuando los aplausos acabaron, un frío silencio llenó aquella sala. Los jueces no emitían la aprobación y estaban revisando el video. Una leve inclinación en las pesas dio como inválida la prueba y tuvo que repetirla. Con sus músculos todavía exhaustos por haberlos exigido al máximo, subió nuevamente a la plataforma con un rostro de frustración. Esta vez no logró completar la prueba. El siguiente competidor sí lo hizo, arrebatándole la medalla de oro. La vida muchas...

En los juegos olímpicos de ...

Leer Más