+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Imitar a los demás

Cuenta una simpática historia, que en cierto pueblo, un hombre iba todos los días a trabajar a su fábrica, pero antes de ingresar pasaba por una tienda grande del pueblo y se paraba algunos segundos mirando hacia su interior para luego continuar su camino al trabajo. Esto lo hacía cada mañana, cada día, todos los días del año. Intrigado, el dueño de aquella tienda, no pudo soportar más la curiosidad y le esperó en la puerta al siguiente día. “Disculpe usted”, le dijo, “¿Podría decirme con qué motivo se detiene usted cada día mirando hacia el interior de mi tienda?” “Bueno”, explicó aquel hombre, “es que yo soy el encargado de hacer sonar la bocina de entrada en la fábrica...

Cuenta una simpática historia...

Leer Más