+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

SINCERIDAD

Dios no ha exigido nunca que sus criaturas sean perfectas. Ese es el argumento que muchos sostienen respecto a Dios. Basándose en eso algunos se esfuerzan por ser aceptados, por convencer o impactar a Dios con su perfecta impecabilidad ficticia. Otros, en cambio, abandonan frustrados la tarea y sienten nunca poder llegar a satisfacer las demandas divinas. Ni la una ni la otra. Sinceridad, más que impecabilidad es lo que Dios busca. David escribió en el Salmo 51:6: “He aquí que tú amas la verdad en lo íntimo.” Esta lección la aprendió en carne propia el apóstol Pedro. Él se sentía el mejor de todos. Fue uno de los primeros seleccionados, pertenecía al grupo de los tres más cercanos a Jesús,...

Dios no ha exigido nunca que s...

Leer Más