+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Cristianismo real

Este ruego apostólico comienza con un desafío de ofrecer a Dios la propia persona. No sólo el domingo pertenece a Dios, ni sólo tenemos que cumplir tareas precisas, pues Dios quiere todo lo que brota de nuestra persona interna.  Aquí, el apóstol nos invita a  no seguir la corriente del mundo en que vivimos. Nos invaden las propagandas, las modas, la técnica, sin contar el peso de nuestras viejas y queridas costumbres. Todo eso es el mundo, que nos aprieta con sus lógicas y sus pretendidas necesidades. ¡Y pensar que debíamos ser libres para que el corazón fuera sólo para Dios! Todo cristiano debe cultivar una actitud crítica frente a esta vida, porque hemos sido renacidos para una esperanza que...

Este ruego apostólico comienz...

Leer Más