+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Lo insignificante de la vida

Me detuve a pensar por algunos instantes en cosas insignificantes de la vida. Inmediatamente la lista en mi mente se extendía más y más. Luego observé que la mayoría de las cosas que para mí no tenían significado, para otros sí. La vida son detalles, cada vez estoy más convencido de esta verdad. Lo triste es que nos damos cuenta tarde. Se nos va la vida corriendo detrás de lo urgente y pasamos por alto lo imprescindible. Obvio que lo urgente siempre va a gritar más fuerte, pero es de sabios desarrollar los oídos de nuestro ser interior para escuchar la voz inaudible de lo esencial, y ver lo que es invisible  a los ojos. Jesús fue una persona que vivió su vida buscando detalles que otros no veían. Él vio  a un paralítico postrado al costado del camino cuando los demás le pasaban por encima. Él sintió el toque de una mujer enferma hacía 12 años en medio del apretado grupo de personas que le seguía. Descubrió a un Zaqueo escondido en un árbol. Valoró una flor del campo y la usó como ilustración para uno de sus más elocuentes discursos.  No despreció cinco panes y dos pescaditos que un avergonzado niño puso en sus manos. Resaltó el ungüento y los masajes de María que besaba sus pies en casa de un distinguido e indiferente Simón. Consideró el detalle de la falta de vino en las bodas de Canaá y solucionó aquel “inconveniente”. Fijó su mirada en un enfermo ignorado en medio de miles de otros en el estanque de Bethesda. Para Él, que falte una oveja entre cien es tan importante como que falte una moneda perdida entre diez o que falte un hijo pródigo entre dos. No importan los porcentajes, cada detalle vale ante su mirada. Si diez discípulos creyeron su resurrección y uno no, para Él no fue un detalle, “Tomás, mete tu mano en mi costado y cree. Necesito que creas”. Así que, de ahora en más, no digas que algo o alguien sea insignificante, vive una vida de detalles y descubrirás el verdadero valor de la vida.

Pensamiento del día:

No hay cosas insignificantes, sólo hay personas que no le saben encontrar el significado a  algunas cosas.

Pablo Martini