+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Yo pensaba

El segundo libro de los Reyes, en su capítulo 5, nos relata la historia de un general asirio de nombre Naamán. Afortunado en carrera militar y triunfante en tantas batallas, vivía derrotado por una enfermedad crónica que aún hoy le consume la vida a cualquiera: La Lepra. Fue una empleada de su propia casa, que había sido tomada cautiva en una de las tantas incursiones de este general al debilitado pueblo hebreo, quien le recomendó visitar al profeta Eliseo para que le cure de su enfermedad. Casi de mala gana aceptó la propuesta, total había probado con tantos médicos… Mientras se acercaba a la casa del profeta con sus camellos cargados de regalos pensaba: “Seguramente saldrá y me recibirá con...

El segundo libro de los Reyes,...

Leer Más

Una mancha en tu frente

El orgullo está íntimamente ligado a la parte existencial, moral y espiritual de todo ser. En esencia enceguece a su portador, por tal motivo es mucho más fácil identificarlo en la vida de los otros y no en la mía propia. David es sumamente claro en su Salmo número 19 al decir: “¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. Preserva también a tu siervo de las soberbias; que no se enseñoreen de mí. Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión”. Con claridad meridiana este texto sagrado advierte sobre lo sutil del orgullo, al punto de que me esté esclavizando (de allí el ruego: “líbrame”) y yo no lo sepa, no lo note,...

El orgullo está íntimamente ...

Leer Más

Superación personal

El principio de la superación personal no es un nuevo concepto en valores, o en la sección “recursos humanos” de una empresa al estilo moderno. Dios puso en nuestro ser ese valor, ese sentido de auto superación y de progreso personal, solo que recomienda hacerlo pacientemente y “en sus fuerzas”, nunca separados de Él. El estancamiento, el conformismo y un estilo de vida cómodo nunca estuvieron presentes en el plan de Dios al diseñar tu vida. Pablo lo expone muy bien en el capítulo 3 de su carta a los Filipenses. Es que la senda de aquel que camina en justicia es como la luz del alba que va aumentando hasta llegar a un momento de plena luz cuando el...

El principio de la superación...

Leer Más

Silencio fatal

Dios nos provee abundante ejemplo en la Biblia sobre personajes que cuando tenían que hablar no hablaron, entonces Dios levantó a otros que acabaron avergonzando a los que permanecían en silencio. La reina Esther es un caso típico de esto. De nacionalidad judía, esta mujer aparece en escena como esclava bajo el imperio Asirio y posteriormente hecha reina por edicto real. Sí, la vida le sonrió. Pero parece que su “buen pasar” le estaba haciendo olvidar sus raíces y sus comienzos. (Cosa no recomendable). Su pueblo biológico estaba bajo amenaza de exterminio aunque dentro del palacio se vivía una atmósfera de lujo y seguridad. Fuera de las paredes reales, su tío, Mardoqueo, hacía lo imposible por modificar semejante realidad sin...

Dios nos provee abundante ejem...

Leer Más

Si un ciego guía a otro ciego…

Mientras escribo estas sencillas reflexiones, mi país de residencia, Ecuador, vive conmocionado la visita del “Sumo Pontífice”: El Papa Francisco. Carismático, alegre y revolucionador, cautiva millones de almas de niños, jóvenes y adultos que flamean a su paso banderas con la estampa de su sonriente rostro. No solo banderas, camisetas, posters, sombrillas, pulseras, relojes, stikers, todo vale al momento de “lucrar con la fe”, la fe de tantas almas incautas que corren detrás de algo o de alguien que les inspire confianza en medio de un mundo descorazonado y despiadado. (Al mismo tiempo que ese alguien no le confronte con su estilo de vida pecaminoso, obvio). El título de “Sumo Pontífice” viene del latín Summux pontífex, que significa: máximo constructor...

Mientras escribo estas sencill...

Leer Más

Ser o hacer

Existe una marcada tendencia a confundir el obrar de una persona con la persona que obra. En este mundo amigo de las ocupaciones y  el activismo, los seres humanos se han transformado en “quehaceres humanos”, máquinas de producir y producir. Aquellos que desarrollan una buena aptitud para “hacer cosas” son tildados de triunfadores y exitosos, mientras que aquellos que dedican más tiempo a la reflexión y a las cosas eternas pierden su tiempo. No somos lo que hacemos, hacemos lo que somos. En nuestras agendas se reflejan nuestros valores y en nuestras actividades, nuestras prioridades. Esta sutil tendencia se ha introducido aún en la misma iglesia, donde aquellos “capaces” y con ministerios públicos, escalan y ocupan puestos de liderazgo, pues...

Existe una marcada tendencia a...

Leer Más

Semilla de rebeldía

Tenemos todos en nuestro interior cierta semilla de rebeldía que, no por ser pequeña, debe ser tenida en poca estima. De hecho, cada vez que se dan las condiciones ideales para que brote, (como sucede con toda semilla) emerge de las profundidades de nuestras miserias y contamina todo, echando raíces en cada rincón de nuestro subterráneo corazón. Es esa manifestación de la carne que se opone al espíritu en esta lucha despiadada  que lleva ya más de seis mil años de historia. Cada vez que queremos comprometernos a sujetar esas pasiones al señorío de Cristo aparecen objeciones y vacilaciones propias de nuestra carnal naturaleza. “Te seguiré, PERO déjame primero que vaya y entierre a mi padre”. “Levántate y ve a...

Tenemos todos en nuestro inter...

Leer Más

Prioridades correctas

Es por muchos conocida la situación vivida en la aldea de Betania, en casa de María, Martha y Lázaro. Es un cuadro cotidiano que se observa a diario. El error de Marta en Betania fue doble, primero el sobrecargarse con “muchas” cosas, como el mismo Señor le hiciera notar, pero también el hecho de ocupar el tiempo de la meditación espiritual con tareas secundarias. Ella estaba trabajando en tiempo de descanso y reflexión, y eso es sutilmente trágico, por eso Jesús le señaló que la hermana había escogido la parte mejor.  Es que tanto el activismo excesivo como el ocio desmedido, son igualmente perjudiciales para la vida de los que quieren seguir a Cristo. Martha estaba abocada a una actividad...

Es por muchos conocida la situ...

Leer Más

Personas y cosas

Dios creó primero las cosas y al final las personas, para que estas últimas señoreen sobre aquellas. Fueron las tácitas palabras del Dios Creador: “Señoread sobre los peces del mar, las aves de los cielos y todo lo que se mueva o arrastre sobre la tierra. Os lo he dado a vosotros para que estéis sobre ellas”. Sí. Dios quiso, en su plan original, que el ser humano gobierne sobre las cosas. La triste realidad actual es que este mandato se ha invertido de tal manera que hoy nosotros nos arrastramos a los pies de aquello que deberíamos gobernar. Las cosas nos sepultan y han llegado a ser más importantes, aún, que las personas. Muy a menudo amamos las cosas...

Dios creó primero las cosas y...

Leer Más

No solo de pan vivirá el hombre

El capítulo tres y cuatro del evangelio según lo narra Mateo, están conectados entre sí por un hecho que nos deja una lección de vida fundamental en la lucha contra nuestro antiguo enemigo: Satanás. El capítulo tres está lleno de aprobación, aceptación y afecto. Es la voz de un Padre que se complace con la vida de su Hijo y lo manifiesta en público, como debe hacer todo padre orgulloso de su descendencia. “Este es mi Hijo, el Amado. En Él tengo total agrado”, dice Dios de su Ungido, Jesús. ¡Qué orgullo! Su padre le acaba de aprobar frente a miles de personas reunidas a orillas del río Jordán luego de su bautismo. El corazón de este joven, que apenas...

El capítulo tres y cuatro del...

Leer Más