+593 2-247-5563 contacto@labibliadice.org
Arriba

Deja que Dios conduzca tu vida

Las diversas, indeseables o incomprensibles circunstancias que la vida, a veces nos propone, forman en nuestro carácter, una actitud quejosa. La persona se compara con otras que aparentemente están sin problemas argumentando que no son como desearían ser o que no tienen lo que otros tienen y este sentimiento de inferioridad les persigue, les alcanza vez tras vez y les aplasta. Dios no te hizo para que soportes tu vida sino para que la disfrutes. Él no quiere que cargues con el peso de tu existencia sino más bien que te dejes llevar tiernamente por tu Creador y que simplemente te dispongas a disfrutar del viaje. La mayor decisión de la vida es aquel momento en el cual, el ser humano, cansado de...

Las diversas, indeseables o in...

Leer Más

Si no muere no vive

¿Conoces personas con un alto concepto de sí mismas? Son los típicos ególatras, esos que sobresalen por mostrarse mejores, superiores y que dicen saber y tener la razón en todo. La Real Academia Española define la egolatría como el “culto, adoración o amor excesivo de sí mismo”, Es por eso que se manifiestan sus conductas como egocéntricas, vanidosas, altaneras y egoístas. No es cosa fácil estar al lado de alguien así. Sus sentimientos de superioridad marginan al resto y tienden a menospreciar y criticar a los de su entorno. Su percepción sobre valorada de sí mismos les hace creer que están por encima de todos lo demás. Sin embargo, todo esto no es ni más ni menos que una máscara que encubre sentimientos...

¿Conoces personas con un alto...

Leer Más

Causas perdidas

Hay causas por las que vale la pena luchar. De hecho, grandes líderes de la humanidad han dedicado su fuerza y su tiempo a ellas. Martin Luther King, Mahatma Gandhi, Mandela y otros, buscaron hacer justicia, promover la paz y la libertad en un mundo que se les oponía. Pero por otro lado aparecen también algunas causas que creemos perdidas y que nos invitan a abandonar cualquier lucha. Lamentablemente muchas veces nos equivocamos y creemos perdido lo que todavía puede llegar a ser encontrado. La Biblia cuenta una historia conmovedora. El rey David, había hecho un pacto de lealtad con su amigo Jonathan antes de que este muriese. Tal es así, que luego de muchos años pregunta a sus siervos si todavía quedaba...

Hay causas por las que vale la...

Leer Más

De paso

En el siglo pasado un turista americano que visitaba la región de El Cairo, Egipto, quiso ir a conocer a un antiguo sabio, muy famoso que vivía en ese lugar. Averiguó su paradero y viajó hasta su casa. Fue grande su sorpresa cuando, al entrar a la humilde posada, descubrió que el único mobiliario que llenaba ese lugar era una cama, una mesa y una silla. Muchos libros, eso sí. Pero ningún otro mueble. Intrigado aquel turista preguntó: “Disculpe amigo, pero ¿dónde están sus muebles?” “¿Y los suyos?” Respondió inmediatamente aquel sabio anciano. “¿Los míos? ¿Cómo que los míos? Yo no tengo muebles aquí, soy turista, estoy de paso”, dijo el extranjero, casi riéndose. “Pues yo también estoy de paso.” Respondió el...

En el siglo pasado un turista ...

Leer Más

Falta un tornillo

Después de la crisis del año 1929, mundialmente el hambre, la falta de trabajo y las miserias se reprodujeron por todo el mundo. Fue la depresión más larga en el tiempo, de mayor profundidad y se prolongó durante la década de 1930, en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial. En mi país, Argentina, se escribe en ese entonces un tango llamado: Al mundo le falta un tornillo. Los autores fueron: José Aguilar Porras y Enrique Cadícamo, lo cantó Gardel por primera vez, allá por 1932. La letra es algo así como un mensaje de protesta ante el hambre y la pobreza que imperaban. En uno de sus versos dice: “Al mundo le falta un tornillo que venga un mecánico para ver...

Después de la crisis del año...

Leer Más

De lobo a cordero

Se llamaba Antonio Franco, vivía en el Puerto de San José, en Guatemala. Hombre de mundo, vicioso, borracho y peleador. Era el azote del puerto, lo llamaban: “El lobo”. Cuando este hombre venía tambaleándose por la calle, alegre, con algunas cervezas y unos tragos en la cabeza, la gente cerraba las puertas y algunas madres decían a sus hijos: “Entren a la casa que ahí viene el lobo.” Cierto día, un valiente siervo del Señor, se acercó a Antonio Franco y le presentó el mensaje de Salvación en Jesús, Aquel que podía cambiar su vida y salvar su alma. El Espíritu Santo obró poderosamente en este hombre y recibió el perdón y amor de Dios. ¡Qué maravilla! Dios obró un cambio tan...

Se llamaba Antonio Franco, viv...

Leer Más

Cargas pesadas

En muchas zonas del mundo los animales son utilizados para llevar cargas pesadas. Si bien la maquinaria ha reemplazado al trabajo artesanal y los medios de transporte y carga ya no son primitivos, todavía mulas, caballos, camellos y otros tantos siguen haciendo trabajo pesado. A veces, obligados a transportar sobre sus lomos pesados fardos o a tirar de carros con cargamentos de cientos de kilos, estos animales soportan penosas existencias. Así son usados hasta que sus maltratados cuerpos, ya no son capaces de servir a sus explotadores. Triste realidad que ni aun los organismos defensores de la especie animal han podido detener. Los seres humanos también llevamos cargas. Podrás estar preguntándote en este mismo momento a qué me refiero y ofendiéndote si crees...

En muchas zonas del mundo los ...

Leer Más

De lejos parecen iguales

Estaban bellamente acomodadas en una bandeja sobre la mesa. Eran exactamente iguales a las reales. El color, la textura y la forma confundían a cualquiera. ¡Hasta daba ganas de comérselas! Pero eran de plástico. Frutos artificiales. Entre las verdaderas, lucían hermosas, en apariencia, peras, manzanas y limones artificiales. Lograban confundir hasta que las llevabas a tu boca y reconocías el error. No fueron producidas en la planta sino en la fábrica. Nunca soportaron lluvias, fríos ni heladas. Fueron pintadas a mano, procesadas en serie, pasaron un riguroso control de calidad y la lanzaron al mercado como “frutos artificiales”. En apariencia, perfectos, pero por dentro...

Estaban bellamente acomodadas ...

Leer Más

Cadenas de hierro

El Segundo libro de los reyes de Israel cuenta la historia de Manasés, hijo y sucesor del rey Ezequías. A la edad de 12 años, hacia el año 693 a.C., accedió al trono. Destruyó la obra reformadora de su padre, erigiendo santuarios paganos sobre los lugares altos, para honrar a Baal, construyendo en el templo de Jerusalén altares dedicados al culto de los astros; inmoló también a uno de sus hijos a Moloc. Manasés no prestó atención alguna a las severas advertencias de los profetas; llenó Jerusalén de sangre inocente. Persiguió especialmente a aquellos que, por fidelidad a Jehová, se oponían a sus decretos (2 R. 21; 1-16). La tradición rabínica lo acusa de haber dado muerte al profeta Isaías aserrándolo por medio;...

El Segundo libro de los reyes ...

Leer Más

Preguntas con respuesta

Los problemas espirituales, filosóficos y emocionales aparecen hoy en día como una epidemia. Entender el sentido de la vida y del sufrimiento sumerge a muchas personas en la desesperación o en caminos y elecciones equivocadas. Buscan respuesta donde no las hay o sentido en lo que no lo tiene. Al final, quedan más confundidas, enojadas con sus destinos o vacías de significados. Intentan así completar lo que falta con cosas, poder, sustancias o relaciones sentimentales a las que se apegan desesperadamente. Los conflictos y el vacío espiritual son factores determinantes en el rumbo hacia donde dirigimos nuestras vidas. El doctor, Seward Hilttner escribe: ”La gente puede enfermarse emocionalmente no solo por la existencia de frustraciones inmediatas sino también porque está preocupada por el...

Los problemas espirituales, fi...

Leer Más