+593 2-247-5563 siempreamigas@labibliadice.org
Arriba

UN EMPUJONCITO HACE FALTA

Hola que gusto acompañarte un día mas!. En algún momento de tu vida has necesitado un empujón para realizar algo? Para lograr un objetivo del cual creías que no eres capaz de realizar? Para decirte quizás a alcanzar el éxito? La inseguridad personal ocasiona que no creas en ti misma, o bien si estas por mucho tiempo en una zona de confort sin moverte y tomar acciones diferentes y hacer cambios en tu vida, un empujón puede ser útil para mejorar y descubrir que eres capaz de lograr todo.  Compartimos contigo a continuación una reflexión al respecto:

Un millonario promueve una fiesta en una de sus mansiones y, en determinado momento pide que la música pare y dice, mirando para la piscina donde cría cocodrilos australianos.

Quien se tire a la piscina, consiga atravesar y salga vivo del otro lado ganará mis autos, mis aviones y mis mansiones. En ese momento, alguien salta a la piscina…

La escena es impresionante. Lucha intensa, el intrépido se defiende como puede, sostiene la boca de los cocodrilos con pies y manos, tuerce la cola de los reptiles.

Mucha violencia y emoción. Parecía una película de Cocodrilo Dunde! Después de algunos minutos de terror y pánico, sale el valiente hombre, lleno de arañones, hematomas y casi desnudo.

El millonario se aproxima, lo felicita y le pregunta:¿Dónde quiere que le entregue los autos y los aviones? Gracias, pero no quiero sus autos ni sus aviones.

¿Y las mansiones? Tengo una hermosa casa, no preciso de las suyas.

Puede quedarse con ellas.No quiero nada que sea suyo.

Impresionado, el millonario pregunta:
– Pero si Ud. no quiere nada de lo que ofrecí, entonces ¿qué quiere?

Y el hombre responde irritado: Lo único que quiero es encontrar a quien me empujo a la piscina!

APLICACIÓN: Dijo en una ocasión el apóstol Santiago: “Pero si a alguno de ustedes le falta sabiduría pídala a Dios, El cual a  todos abundantemente y sin reproche y le será dada”

En ocasiones somos capaces de realizar muchas cosas que, pensamos no podríamos hacerlas, solo necesitamos un empujoncito, como lo que le ocurrió a nuestro amigo del relato.

labibliadice
funciona con disqus