+593 2-247-5563 siempreamigas@labibliadice.org
Arriba

LAS CUENTAS CLARAS

Hola que gusto acompañarte en este momento. ¿Cómo esta tu relación con tus padres en este momento? Quizás bien? ¿quizás no tan bien? déjame compartir contigo una reflexión que nos dejara también grandes enseñanzas.
Una ocasión un joven que tenía todo el apoyo de sus padres concluyó su carrera y se convirtió en un profesionista.
Sus padres gastaron una buena fortuna en su educación, y se habían quedado con poco dinero. Sólo vivían con lo que su negocio les daba.

Tiempo después empezaron los problemas económicos para aquel matrimonio, la señora se enfermó de gravedad y requería mucho dinero para su atención médica.
El señor estaba desesperado porque no podía reunir ésa importante suma ni aún con préstamos.
Estaban a punto de vender su negocio e hipotecar todas sus tierras, cuando de pronto se acordaron de su hijo.
Llamaron al muchacho por teléfono y él acudió de inmediato.
_ No se preocupen padres míos, les daré un préstamo. No importa la cantidad, cuando mi mamá sane haremos cuentas.
El joven no escatimó su dinero y les hizo un préstamo con una cantidad exorbitante de dinero.
La señora fué al mejor hospital y sanó.
El matrimonio muy contento abrazó a su hijo dándole las gracias.
Pero no fueron los únicos problemas, el matrimonio siguió enfrentando adversidades pero siempre contaban con el apoyo de su hijo.
Tiempo después el hijo se casó, y su esposa le pedía que ya no prestara más dinero a sus padres y que les cobrara el que le debía.
El joven accedió y acordó ir con su esposa un determinado día a hablar con sus padres para hacer cuentas sobre su deuda.
Les avisó a sus padres la fecha para ir a visitarlos. Ésto preocupó más a los señores.
Llegó el día de la visita, el muchacho y su esposa llevaron a sus padres al despacho para hablar largo y tendido.
El muchacho empezó a hacer cuentas.
_Gastos médicos que ustedes hicieron hace varios años cuando yo nací.
_Gastos de pañales, leche, ropa, sonaja, etc. hechos por ustedes.
_Gastos de ropa, manutención y educación. Cada colegiatura que pagaron desde que estaba en el Jardín de niños, primaria, secundaria, bachillerato y universidad se acerca al millón de pesos.
_Gastos médicos cuando me enfermaba.
_Juguetes, dulces, galletas y demás gastos que hacían para sofocar mis berrinches cuando niño.
_Dinero para mis recreos.

El joven abrazó a sus padres y se despidió de ellos notificándoles que siempre contarán con él, mientras esté en sus posibilidades. Que ya no le debían nada y que la deuda estaba saldada.

APLICACIÓN:
Dijo en una ocasión Moises: Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da. Exodo 20:12

labibliadice
funciona con disqus