+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
May 29

Pedir perdón

Job 42:8  Ahora, pues, tomaos siete becerros y siete carneros, e id a mi siervo Job, y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros; porque de cierto a él atenderé para no trataros afrentosamente, por cuanto no habéis hablado de mí con rectitud, como mi siervo Job.

Creo que hemos aprendido muy poco acerca de cómo pedir perdón y cómo perdonar. Si bien al pecar contra alguien, ofenderle o defraudarlo estamos al mismo tiempo pecando contra Dios por romper sus leyes; del mismo modo al pedir perdón no sólo debemos hacerlo con aquellos que hemos ofendido sino también con Dios mismo. Pero no sirve que sólo pidamos perdón a Dios y no vayamos a los afectados por nuestras malas obras. ¿Cuál fue la falta contra Dios? al haber juzgado mal a Job, también hablaron en nombre de Dios de un modo equivocado.

Ahora ellos debían venir a ofrecer una ofrenda por el pecado ante Job, esperando que Job les perdonara y Dios quite su enojo sobre ellos.  Para que pidas perdón de forma verdadera no sólo debe haber el sentimiento de arrepentimiento o quebranto, porque a veces nos fijamos en lo emocional de que si hay llantos o lágrimas, lo cual puede ser superficial; sino una aceptación de la culpa y responsabilidad de la falta. Ir al ofendido y ofrecer las disculpas correspondientes esperando que nos otorgue perdón y Dios también. Tómate un café con Dios y evalúa tu forma de perdonar y pedir perdón.

¿Pides perdón a quienes ofendiste?
¿Admites que también ofendes a Dios cuando pecas contra otros?
¿Asumes el precio que hay que pagar por tus faltas?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.