+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Abr 08

Jueces 2:19

Ninguna palabra puede definir mejor al corazón del hombre: “obstinado”. Cuando estamos en problemas no sabemos qué hacer y rogamos a Dios por ayuda, hacemos miles de promesas, Él actúa en misericordia con nosotros y pronto nos sentimos confiados y fuertes volviendo nuevamente a servir a nuestros placeres e ídolos; en realidad nunca hubo arrepentimiento genuino y por eso no dejamos de amar ese pecado y volvemos a caer pues somos esclavo de tal.

Las reacciones ante la tentación pueden ser muy difíciles de persona a persona, cada uno lucha con ellas y algunos las vencen o huyen de ellas y otros sucumben pecando contra Dios, está en nosotros la posibilidad de salir triunfadores pero a veces nuestro corazón testarudo persiste en pecar porque pensamos que no podríamos ser feliz sin ese placer. Debemos dejar a un lado cada pecado, debemos apartarnos de los lugares y situaciones        que nos provocan pecar, debemos encontrarnos cada día con Dios, un café es la excusa perfecta.

¿Estás siendo testarudo con Dios? ¿Cuál es tu mayor tentación?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.