+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Jul 16

Job 3:11

 Efectos de la depresión

Creo que uno de los peores errores que cometemos es decir a alguien que está pasando por momentos de depresión que no piense así, que eso no debe hacer. La verdad es que es incontrolable y la depresión te envuelve de tal modo que te ahogas y no sabes que hacer, sientes que toda tu vida está destruida y nadie puede ayudarte, te lo digo por experiencia personal. Y necesitas tocar fondo y reconocer la verdad: “no puedes hacer nada y debes dejar que Dios comience a obrar.” Dentro de la depresión hay orgullo, no dejas que te ayuden, no quieres salir de ahí porque en cierto modo sientes que te mereces vivir así, no sabes bien por qué, pero algo en el fondo te hace pensar que la vida debe ser así y no hay otra salida y es ahí cuando viene la tonta idea de que hubiera sido mejor haber muerto.

Siguiendo con la idea de los versículos anteriores, este pensamiento humano, animal y diabólico como lo dice el Nuevo Testamento de creer que es mejor acabar con tu vida es sólo una estrategia de Satanás para que no alcances a ver la gracia y el poder de Dios, que no des oportunidad a que Dios tome tu vida y la levante, así el enemigo hace ver que tu vida es un desastre. Pero lo que quiero que entiendas tú que no estás pasando por un momento de depresión; no trates de entenderlo, no se puede, es una situación realmente difícil, sólo puedes acompañar y ser de apoyo mostrando amor, no trates de enseñar o sermonear, no intentes arreglar, sólo dobla tus rodillas y pide a Dios que intervenga. Una persona con depresión necesita asistencia médica profesional, necesita de tus oraciones y necesita sobre todo estar cerca de Dios, toma un café con Él y todo el tiempo que necesitas porque Dios está esperando por ti y quiere sanarte.

¿Has tenido pensamientos autodestructivos?

¿Has pensado en que mereces la muerte o el sufrimiento?

¿Crees que esa es la vida abundante que Dios tiene para ti?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.