+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Oct 11

Job 17:3

Abogado defensor

Una vez estuve en un problema legal un tanto complicado, más bien migratorio. Había dejado mi pasaporte, que estaba a meses de expirar, con un abogado para que tramitara la renovación de pasaporte y visa residente en Ecuador. Esta persona lo dejó vencer y cuando fui a la policía de migración, el agente me dijo: “debería acompañarlo a su casa y buscar su maleta y llevarlo a la frontera más próxima dentro de las 48 horas que siguen. Usted debe ser deportado.” Sentí que el mundo se me desmoronaba, pero agregó: “así que voy a hacer como que no le vi y vaya a arreglar su problema.” Busqué otro abogado quién supo cómo ayudarme, me llamó a su oficina luego de unos días y me presentó a un importante funcionario del país, quien era su amigo; en esa reunión este amigo me entregó un pequeño carnet que me habilitaba a transitar por todo el país sin problemas mientras mi documentación estaba en trámites de renovación. Estoy más que agradecido a Dios por haber colocado a ese abogado en mi camino, pues gracias a su gestión sigo sirviendo en este país hasta el día de hoy.
Dios te da las garantías y la protección que necesitas, quizás el mundo te abandone y no tengas apoyo de nadie, pero Dios es la persona indicada para darte auxilio y responder por ti. Otra versión de este versículo dice: “¿Quién me dará la mano?”. Dios extiende su mano a ti hoy, búscalo, no desaproveches la mejor opción de tu vida.
¿Es Dios tu fiador?
¿Tienes quién te de la mano en tus problemas?
Busca ayuda en el lugar correcto, busca en Dios.

David Logacho

Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, trabajó por años para la NASA, decidió abandonar su carrera profesional para prepararse para servir al Señor en un Instituto Bíblico en Argentina. Dirigió el Ministerio La Biblia Dice... durante más de 2 décadas hasta su retiro en 2015.