+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Feb 18

Hageo 1:4

Nuestras ambiciones por encima de los deseos de Dios, el más común de nuestros errores. ¿Sabes? Este es uno de los pecados más comunes, aun en la misma obra de Dios. Creamos nuestros proyectos, planes y programas y luego los ponemos ante Dios para que Él los bendiga. En realidad muchas veces son la plataforma de nuestros deseos y planes, recubiertos de cierto grado de humildad y piedad, salpicados con un poco de honra al nombre de Dios, para que sea agradable a todos y no incluimos a Dios en ellos. Son nuestras ambiciones, nuestras metas, nuestras casas artesonadas.

Te lo digo por experiencia y por haber pecado de la misma manera, es muy fácil construir un ministerio o un trabajo para el Señor según nuestros planes y dejar a Dios a un lado. Dios quiere inmiscuirse en cada aspecto de tu vida, no lo dejes fuera. Deberías pensar: “¿Qué está haciendo Dios y cómo puedo unirme a su plan?”. Debemos detectar la forma en que Dios se está moviendo y sumarnos a su obrar. Preguntarle: ¿Qué quieres que haga hoy?, conversa con Él mientras tomas un café en su presencia.

¿Estás adornando la casa de Dios o la tuya?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.