+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Ene 26

Eclesiastés 9:8

La frase es: “No es santo el que nunca peca, sino el que más rápido se arrepiente.” La santidad no es vivir en un claustro y no ver nada de TV, ni radio porque pasan música del Diablo, ni de irte a una piscina porque las mujeres están semidesnudas y te van a hacer pecar. ¡No! Por Dios, no. La santidad tiene que ver con reconocer que mi conducta y pensamientos no son los correctos y arrepentirme y alejarme de eso para hacer lo que Dios quiere.

Sabes, una camisa no es más limpia porque lo tienes guardado, puede hasta que huela feo o las polillas se la coman. La idea es que debes lavarla para que esté limpia. Tus vestidos, tu vida, tu andar debe ser limpio cada día; Dios promete limpiarte si vienes a Él. Deja el pecado, deja la religiosidad, ponte perfume, lava tus vestidos; acércate a Dios cada día.

¿Hay algo que debas dejar?, ¿tienes que pedir perdón a Dios por algo?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.