+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
Ene 11

Eclesiastés 7:9

Para mí, aunque me auto critique; hay dos palabras que son equivalentes: “enojo = necio”. No quiero decir que todo el que se enoja es tonto, no para nada; ya que a veces uno se enoja por cosas justas. Pero el apresurarse a enojar sin ver todo el panorama o sin considerar todo y actúa impulsivamente, demuestra que su falta de control o domino propio es reflejo de la necedad en su vida.
Una vez una persona me dijo: “es que cuando me enojo, digo tonterías”. Para mí esta no era una razón o justificación a su comportamiento. Decir sin pensar o reaccionar sólo por enojo muestra cuánto necesitamos de la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas. Para lograr mayor impacto suyo en nosotros debemos acercarnos a Él, un café este día, unos minutos en su presencia, es un buen comienzo.
¿Te irritas fácil?, ¿puedes identificar qué te hace perder el control?. Busca ayuda.

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.