+593 2 2475563 /   contacto@labibliadice.org
May 09

Conocer de verdad

Job 42:5-6  De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven.
Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza.

Podemos conocer a Dios simplemente de un modo intelectual o teológico, tenemos puntos de vistas sobre Él, su poder y su forma de actuar; pero muchas veces son basados en conceptos nuestros y no en cómo es Él en realidad. Cuando pasamos por momentos que nos conectan a Dios de modo personal, único y por sobre todo, de la forma en que Él llama nuestra atención decimos: “nunca conocí esto de Dios”.

Es bueno pasar por este baldazo de agua fría de vez en cuando, porque nuestros conceptos religiosos y por qué no decirlo, vanos y alejados de Dios distorsionan la realidad y estos encontrones entonces nos regresan a la cordura y a mirar con los ojos más claros la verdad de cómo es Dios. Creo que las lágrimas ayudan a limpiar tus ojos y como un colirio te permite ver la vida de una forma distinta, lo que es necesario en nuestra relación con Dios y debemos constantemente actualizarnos y sincronizarnos con Él. Job reconoció su pecado y su condición solamente luego de pasar por esta prueba y conocer a Dios en verdad, de un modo personal. Tómate con Él un café esta mañana y lava tus ojos para verlo de verdad.

¿Ves claramente a Dios?
¿Tu religiosidad te formó conceptos errados de Él?
¿Has pasado por las lágrimas o necesitas hacerlo?

Nelson Cabrera

Nací en Posadas, Misiones, Argentina en 1977. Estudié diferentes cosas entre esas arte y teología. Vivo en Ecuador desde 1999 sirviendo a Dios, trabajando con niños y jóvenes. He pasado por muchas circunstancias buenas y malas, que me permitieron conocer a Dios de un modo personal e íntimo. Puedo compartir de aquello que Dios ha puesto en su Palabra y en mi corazón, pero por sobre todo lo que me ha dejado ver de su gloria. No es tan simple entender lo que pasa en la vida, ni tan simple explicarlo, pero quiero que juntos podamos ponerlo de un modo sencillo. Disfruta esto tanto como yo lo hice.